¿Cómo pasar la ITV con éxito? ¡Apunta estos consejos!

¿Te toca pasar en breve la inspección técnica de tu vehículo o ITV? ¡Toma buena nota! Con estos diez consejos, no te supondrá ningún problema. 

Aproximadamente algo más de 20 millones de vehículos pasan todos los años por este proceso, que tiene como objetivo comprobar que el vehículo en cuestión sigue reuniendo las cualidades necesarias para circular por carretera. 

Hace justo un año, además, entraban en vigor una serie de cambios que modificaron la forma de pasar la ITV en España en lo sucesivo. 

Con motivo de este aniversario, aquí llegan diez consejos para pasar la inspección con éxito. ¿Sabías que uno de cada cinco vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley? Pasar con éxito la inspección depende principalmente de realizar una revisión en profundidad del vehículo previamente. 

1. El vehículo debe llevar toda la documentación en orden
Y, por supuesto, toda la documentación debe coincidir con el número de bastidor.

2. El vehículo debe estar exteriormente en buenas condiciones
Hay que revisar especialmente la carrocería, espejos retrovisores, limpiaparabrisas, lunas y placas de matrícula. 

3. En correcto funcionamiento
Las puertas, ventanas y otros mecanismos de cierre deben funcionar correctamente.

4. En buen estado
Tanto los asientos como el cinturón de seguridad deben estar en buen estado.

5. Se verifica el estado del alumbrado y señalización
Luces de posición, de largo y corto alcance, de freno, intermitentes, antinieblas, marcha atrás… Las luces deben estar bien niveladas y es importante que ninguna esté fundida. Hay que tener en cuenta que dos de cada 10 defectos graves al pasar la ITV son por alumbrado y señalización.

6. Dirección, suspensión…
Antes de ir a pasar la ITV, se recomienda revisar los sistemas de dirección, la suspensión del vehículo, del motor, el catalizador. 

7. ¿Y los neumáticos?
Hay que prestar especial atención a los neumáticos, que deben estar en buen estado, con el dibujo correcto. Ejes ruedas, neumáticos y suspensión se encuentran también entre los defectos graves más detectados en las revisiones de la ITV.

8. Averías electrónicas
Una de las novedades que se introdujo en la ITV fue la lectura de averías electrónicas, es decir, un aparato indica si el coche cuenta con una avería de carácter electrónico y se controla el correcto funcionamiento de sistemas como la inyección electrónica, los airbags, el ABS o ESP. Si previamente nos ha saltado un testigo de avería, es importante acudir a un taller especializado para poder resolverlo.

9. Las emisiones
Uno de los principales motivos por los que muchos vehículos no han pasado la ITV es por no cumplir con las emisiones del vehículo. Deben estar dentro de los límites legales y no se puede manipular sus sistemas anticontaminación. Desde septiembre de 2018, todas las ITV han incorporado herramientas de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD) para la comprobación del sistema de control de emisiones de los vehículos Euro 5, Euro 6 y Euro VI (vehículos ligeros matriculados a partir de 2011 y vehículos pesados matriculados a partir de 2015). Se comprueba que el sistema de control de emisiones que incorporan dichos vehículos no presenta errores ni averías, que no ha sido manipulado ni ha sido desmotado. 

10. Los frenos, en perfecto estado
El buen funcionamiento de los frenos es vital, tanto para pasar la ITV como para la seguridad de todos los ocupantes, y también constituye uno de los principales motivos de defectos graves. 
 
¿Cada cuánto tiempo hay que pasar la ITV?
La revisión se debe realizar a partir de los cuatro años desde su matriculación. De 4 a 10 años de antigüedad, se debe realizar cada dos años. Cuando el vehículo tenga más de 10 años, debe pasar la ITV cada año. Si el coche ha sufrido desperfectos notables en un accidente o cuenta con modificaciones que varíen la tarjeta ITV, debe pasar esta revisión aunque no haya cumplido los cuatro años. 

Una de las principales novedades que entraron en vigor hace un año fue precisamente la posibilidad de escoger ITV en caso de una segunda revisión. Igualmente, se puede adelantar la revisión sin que el plazo establecido para la siguiente ITV varíe, siempre que no sea más de un mes antes y se validaron las inspecciones técnicas realizadas en la Unión Europea. 
 

Volver al listado